El pasado jueves 5 de octubre tuvo lugar, dentro de la feria Liber 17, una interesante mesa redonda acerca del buen uso del español en el entorno 2.0, con el objeto de abordar las reglas básicas de comunicación en la Red.

La Plataforma del Español y Primer Paso, Soluciones de Comunicación organizaron, en colaboración con Liber 2017, una mesa redonda en la que trataron a fondo un tema tan actual como el protocolo en la comunicación a través de Internet.

La irrupción tan abrupta en nuestra sociedad de los nuevos medios de comunicación, ha emplazado otras formas de comunicarnos, impensables hace relativamente pocos años, que derivan en una necesidad de establecer ciertas reglas globales para llevar a cabo una comunicación correcta. Nace por tanto la NETiqueta, a partir de un decálogo de normas de conducta para internautas, de la mano de Virginia Shea.

Mar Castro
En nuestro país, este concepto ha sido desarrollado por Mar Castro, experta en protocolo y comunicación, autora del libro NETiqueta y participante en la mesa redonda junto a Luis Collado, global product partnerships manager EMEA en Google, Beatriz Rodríguez, experta legal en TICS, Juan Carlos Milena, director de desarrollo de negocio de Primer Paso y Beatriz Álvarez como moderadora, de La Piña Comunicación.
Desde la perspectiva de Mar Castro, conocer estas reglas es sumamente importante para moverse en la Red con la debida corrección, ya que muchas veces desconocemos que

“Internet tiene memoria e ignoramos las huellas digitales que dejamos con nuestros mensajes”

Al escribir desde un aparato a otro, tendemos a olvidar que detrás está una persona, un receptor de nuestra impronta personal, por lo que deberíamos hacer el ejercicio de “pensar” antes de escribir y enviar cualquier email.
Para Luis Collado, prima la necesidad de “ser operativo” ante la ingente cantidad de emails que se han de gestionar a diario, por lo que su empresa ha optado por normalizar el uso de emails directos, sin encabezamientos, salutaciones o con expresiones de cortesía, evitando siempre poner en copia a quién no esté directamente implicado en el asunto a tratar. Así mismo, acostumbran a poner en cada email una frase-resumen con lo esencial del contenido para que el receptor decida si continúa leyendo o se descarga los documentos. Se trata de evitar la parafernalia en aras de la eficiencia, aplicando la máxima corrección ortográfica y gramatical. Aún así, disponen de unos segundos para recuperar un email enviado en caso de que decidan volverse atrás…
Beatriz Rodríguez, hace hincapié en que las TICS ofrecen una gran libertad de expresión y de opinión, pero debemos tener en cuenta que las leyes de Internet deben asemejarse a las del mundo real, aunque la Legislación a este respecto va muy despacio y, en cambio, el mundo digital avanza muy rápido.

Juan Carlos Milena defiende la netiqueta desde el punto de vista de la creación informática con el fin de no vulnerar los derechos de los usuarios, sin embargo la netiqueta técnica puede restar creatividad (“tiranía del SEO”), por lo que apuesta para que sea “humana” y no parezca robótica.

 

Catalina Barceló