“Desde hace mucho tiempo han existido eventos donde una parte fundamental de su desarrollo se sustenta de un acto protocolario como eje fundamental del mismo, y la tendencia actual es la de crear departamentos donde tanto el protocolo como la producción de eventos conforman el núcleo primordial del día a día de los mismos”

 

Nombre: José Manuel Mesa Göbel.

Empresa / Institución: Iltre. Ayuntamiento de la Villa de San Bartolomé de Tirajana.
Cargo: Responsable de Protocolo Área de Turismo. Concejalía de Eventos y Festejos.

¿Cómo te vinculaste al mundo del protocolo?

Por medio del interés que me suscitó en la materia el que fuera Jefe de Protocolo de INFECAR D. José Manuel Bastos quien junto a D. Antonio Coto que ejerció como Jefe de Protocolo del Excmo. Cabildo Insular de Gran Canaria han sido maestros de protocolistas en Gran Canaria.

Háblanos, por favor, cómo es tú día a día, en tu actividad profesional.

El día a día se traduce en el trabajo de planificación, producción y ejecución de actos y eventos de carácter municipal fijos en el calendario anual, así como la colaboración tanto con instituciones públicas como con actos y eventos de iniciativa privada que por su interés y en especial de promoción turística para la marca Maspalomas Costa Canaria, hace necesaria la implicación y apuesta municipal para su desarrollo.

¿Crees que protocolo y eventos están condenados a entenderse o, por el contrario, deberían de haber convivido juntos, desde el principio?

Se trata de dos disciplinas convergentes, con muchos puntos de confluencia, no creo que la cuestión a dilucidar sea que haya o no entendimiento entre las mismas, desde hace mucho tiempo han existido eventos donde una parte fundamental de su desarrollo se sustenta de un acto protocolario como eje fundamental del mismo, y la tendencia actual es la de crear departamentos donde tanto el protocolo como la producción de eventos conforman el núcleo primordial del día a día de los mismos.

¿Crees que el Protocolo goza del reconocimiento que le corresponde como tal?

Estamos pasando actualmente por un proceso de cambio social del cual el protocolo, entre otras cuestiones, también se ha visto afectado, entrando de lleno en lo noticiable y en lo criticable, y en el cambio de percepción social que tienen de nuestra profesión, basadas a mi juicio en opiniones surgidas en aras a la sencillez y la cercanía, en contraposición a la rigidez, inflexibilidad e imagen trasnochada que se ha querido dar.

Lo cual me lleva a estar seguro que esta situación que estamos viviendo en relación a la opinión y reconocimiento del protocolo, es una situación que muy al contrario de lo que podríamos pensar, supone una estupenda oportunidad de poner en valor nuestra profesión y de dotar y conseguir el reconocimiento que el protocolo queremos que tenga ante la opinión pública. Para ello contamos con distintos instrumentos que pueden facilitar dicho fin pero hay uno generalizado, influyente y ampliamente utilizado por quienes quieren dar del protocolo una imagen trasnochada del cual también debemos hacer uso, como son las redes sociales y en las que muchos compañeros de forma continua desarrollan una labor de compromiso, expositiva y comunicativa del protocolo en sus múltiples facetas ya sea desde la investigación histórica, la comunicación, las relaciones institucionales, el derecho, etc.

¿Qué crees que haría falta para mejorar la imagen del protocolo en la sociedad?

Hace falta un esfuerzo pedagógico y de comunicación en relación a nuestra profesión en los distintos ámbitos de actuación en los que desarrollamos nuestra labor.

Para ello creo primordial la utilización de las Redes Sociales y sus distintos soportes, destacable es la proliferación de Blogs de protocolo con gran repercusión en redes, así también creo fundamental los trabajos de investigación que se están llevando a cabo en la actualidad ya sea desde el ámbito de la comunicación, las relaciones públicas, el derecho, etc. El protocolista es un profesional en el sentido amplio de la palabra, no desde el punto de vista de ser el protagonista de lo que realiza y ejecuta, debe ser garante del buen resultado de las acciones que desarrolla, esa es la vía para mejorar la imagen del protocolo en la sociedad.

¿Qué percepción tienen, según tú criterio, los medios de comunicación de los profesionales de protocolo y eventos?

En líneas generales los medios de comunicación no tienen una percepción clara de la labor que se desarrolla por parte de los profesionales del protocolo, por ello y reiterando lo anteriormente expuesto hace falta un enorme esfuerzo de comunicación.

También hay que señalar que como en todo, hay excepciones en relación a los medios y al tratamiento del protocolo como disciplina. Creo que la percepción de nuestra profesión se desvirtúa en muchas ocasiones desde el prisma en que los medios tratan aspectos protocolarios de grandes actos y eventos que a nivel informativo es lo que interesa o aspectos relacionados con el presupuesto y mal llamados “gastos protocolarios”, cuando la realidad y el día a día de nuestro trabajo se traduce en el ajuste presupuestario y en actos y eventos propios de la institución, empresa, etc., en la que se trabaja, tan importantes por muy cotidianos o pequeños que sean. Creo que nuestra labor en cambiar la percepción de los medios pasa, no sólo por los mediáticos y atrayentes grandes actos y eventos, pasa por mostrar que nuestro quehacer es diario y no un par de fechas destacadas en el calendario.

Desde hace varios años ya está oficializado el Grado Universitario en Protocolo y Organización de Eventos. ¿Cómo crees que puede influir esta formación académica en la incorporación laboral de los futuros graduados?

Hasta la oficialización del mencionado Grado, las universidades han desarrollado una amplia labor académica de especialización de la materia, de la que muchos hemos sido alumnos, la positiva creación del Grado Universitario en Protocolo y Organización de Eventos creo que tiene distintos retos que superar para hacer realidad el asentamiento académico de la misma y con ello influir en la incorporación laboral de los futuros graduados, por una parte la instauración del mismo en otras universidades tanto privadas como públicas, y por otra ser una vía de consecución, entre otras vías, de la creación de un Colegio Profesional para la ordenación del ejercicio de nuestra profesión.

¿Qué te parece la creación de un Colegio Profesional?

Se trata de una reivindicación imprescindible e irrenunciable, la defensa de nuestros intereses profesionales pasa por la creación del mismo, aún tratándose de una meta complicada la misma no es inalcanzable, su institucionalización supondrá un enorme avance.

Descríbenos, por favor, cuál sería para ti el perfil de un candidato a responsable de protocolo y eventos.

Con un alto grado de profesionalidad, conocedor del ámbito institucional, empresarial, cultural y social en el que desarrolla su labor. Discreto, dialogante, con alto sentido institucional y de servicio hacia a quienes representa, con claras dotes diplomáticas y sentido común, conocedor de las normas que rigen en cada momento pero a su vez flexible, cuando sea necesario, en su aplicación.