Nos gustaría que te presentaras para aquellos socios que aún no te conozcan.

Soy Juan Luis Sierra Domínguez, Jefe de Protocolo de la Armada y recientemente designado como Delegado Territorial de la Asociación Española de Protocolo en la Comunidad de Madrid.

También ejerzo como conferenciante, docente, mentor y consultor en universidades y escuelas de negocios.

Soy Titulado Superior de la Administración General del Estado y Oficial de la Armada en la Reserva (Capitán del Cuerpo de Infantería de Marina).

Poseo los títulos de Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, Máster en Dirección de Comunicación Corporativa, Diplomado en Comunicación Social y Protocolo y Técnico en Gestión de Empresas.

Tengo más de veinticinco años de experiencia en puestos de dirección en los campos de la comunicación (protocolo, relaciones públicas y gabinetes de prensa), seguridad y logística.

Y sobre todo tengo absoluta pasión por mi trabajo y el ejercicio de mis tres vocaciones, la Armada, el protocolo y la comunicación y la docencia.

¿Cuáles son los objetivos principales que te planteas como delegado territorial en tu Comunidad?

Estamos trabajando una propuesta de valor que se vertebrará en torno  varios ejes principales:

Como ya lo he expresado desde mi designación como delegado, colaborar con la nueva presidencia y equipo directivo en configurar el presente y poner las bases del futuro de la AEP. Si estamos aquí es porque consideramos que es una institución imprescindible en la construcción de la profesión, de su reconocimiento definitivo como tal, de su adaptación y evolución a las nuevas realidades sociales y culturales, y de velar por los profesionales presentes y los que estén por venir. 

Relanzamiento de la actividad asociativa en Madrid ofreciendo un servicio que sea atractivo para los asociados actuales y futuros y permita optimizar su experiencia con la AEP, su fidelización, conocimiento mutuo, intercambio de experiencias, aprendizaje, acceso y conocimiento del entorno mercado laboral, etc., un servicio que permita captar nuevos miembros individuales y corporativos.

Mejorar el conocimiento entre asociados, con distintos perfiles, nuevos profesionales y estudiantes y los profesionales senior mediante:

  • Un programa Shadowing.
  • Actividad periódica, “Los almuerzos de protocolo”.
  • Actividad periódica: “Hoy visitamos a…”

Acercamiento al mundo docente y universitario para acordar nuevas vías de colaboración, en Madrid se encuentra gran parte de la oferta formativa relativa a nuestra profesión.

Implementar políticas de comunicación, interna y externa, proactivas colaborando con la presidencia y su responsable de comunicación, para potenciar el empleo y utilidad del sitio web de la AEP y sus redes sociales a nivel nacional y territorial.

¿Cuál crees que es tu mayor reto?

Ser capaz de desarrollar un producto atractivo para los socios, empresas e instituciones que ponga en valor y reconozca el talento, la necesidad del Protocolo como profesión, como ciencia y como disciplina educativa.

¿Cómo describirías la situación del protocolo en tu Comunidad Autónoma?

La Comunidad de Madrid es la sede de numerosas instituciones del Estado, autonómicas y locales, de empresas y organizaciones, fundaciones, entidades financieras, escuelas y universidades, etc.

En suma es el corazón político, económico y administrativo de nuestro país. Por tanto es un auténtico hervidero de actividad institucional y celebración de actos y eventos, la actividad protocolaria por tanto es muy intensa y creo que goza de magnífica salud.

Los profesionales del protocolo tenemos un problema con el intrusismo laboral, ¿Qué crees que se puede hacer al respecto?

Concienciar a las organizaciones de que la mejor garantía de éxito para su actividad institucional y comunicativa es contar con los profesionales mejor formados y con la experiencia que se deriva de ello.

No se concibe que el director de un hospital contrate para operar a alguien que no sea cirujano titulado, para mí es lo mismo.

¿Qué déficits encuentras en la profesión? ¿En qué crees que debemos de mejorar?

La falta de autoestima, sentido de pertenecía y corporativismo bien entendido son déficits que suponen una rémora y debilita nuestra posición hacia el exterior.

Debemos avanzar en ponernos de acuerdo que es la profesión del protocolo, cuales son las funciones, quién puede o debe ejercerla, que perfil y habilidades debe poseer.

Sin esto ninguna administración o colectivo social será receptivo a nuestras potencialidades y propuestas.

Para el desarrollo de la profesión y de la Asociación fomentar la participación es indispensable ¿cuáles crees que son las claves para potenciarla?

Ser ágiles, novedosos, innovar, comunicar más y mejor, en suma evolucionar.

¿Qué opinión tienes sobre la creación de un colegio profesional en tu Comunidad Autónoma?

Los colegios son fundamentales para el desarrollo de una profesión y la protección de los intereses de sus componentes, debería ser la evolución lógica a buscar y desear.

Para llegar a ellos hay que cumplir una serie de condiciones en las que tenemos que trabajar, hay aún mucho océano por la proa antes de arribar a buen puerto.

¿Por qué hechos te gustaría que se recordara la legislatura que acabas de iniciar?

Por haber planteado una actividad asociativa ilusionante y provechosa para los asociados, presentes y futuros y conseguir convertirnos en una referencia ante nuestros grupos de interés.

Y por haber puesto nuestro granito de arena desde Madrid para construir una AEP fuerte y sólida.