“En mi opinión, protocolo y eventos, deben de ir ligados de manera natural y sin pena ni castigo”

Nombre: Angélica Galera Jiménez
Empresa / Institución: Etiqueta Negra  (Murcia)
Cargo: Fundadora y Directora

1. ¿Cómo te vinculaste al mundo del protocolo?
Soy titulada Técnico Superior en Asesoría de Imagen, y aunque mucha gente no lo sabe, tenemos una carga lectiva muy grande de protocolo y comunicación, y salimos ampliamente formados en este campo, lo que hace que a muchos el mundo del protocolo y la organización de eventos nos apasione, siendo una de las ramas a explotar en nuestros negocios.

2. Háblanos, por favor, cómo es tú día a día, en tu actividad profesional.
Conjugo ambas disciplinas; me encargo personalmente de las asesorías de imagen de mis clientes, así como todo lo relacionado con el estilismo; y también me encargo de dar formación a empresas y particulares para mejorar en sus negocios y en su día a día. Después, con mi socio y más colaboradores, organizamos eventos de todo tipo: sociales, empresariales, de moda, etc. y damos un servicio integral donde nos encargamos de todo, desde la decoración del evento, búsqueda de proveedores especializados, hasta el contacto con los medios, notas de prensa o por supuesto, de su imagen.

3. Crees que protocolo y eventos están condenados a entenderse o, por el contrario, deberían de haber convivido juntos, desde el principio.
En mi opinión, deben de ir ligados de manera natural y sin pena ni castigo. No puede entenderse un evento sin protocolo, y el protocolo hay que usarlo para dar agilidad al acto, sentido y coherencia. Una buena organización de un evento comienza en el momento en el que las normas estás establecidas de antemano y todo el mundo sabe lo que tiene que hacer, y para eso el protocolo más laxo o social, que nos enseña las normas del saber estar, hasta el más estricto y legislado, es esencial e imprescindible a la vez que útil y práctico.

4. ¿Crees que el Protocolo goza del reconocimiento que le corresponde como tal?
No. Este es un tema del que aprovecho para hablar cuando escribo algún artículo periodístico, porque siempre me encuentro con alguien en mi día a día que lo denuesta. Le restan importancia a cumplirlo o dicen “¿el protocolo? ¡Y a mí qué!” Y lo más curioso de todo es que en cuanto su círculo social, trabajo o situación familiar cambian, se camaleonizan hacia el entendimiento como si antes no lo hubieran criticado. Siempre hago hincapié en que formamos parte de una sociedad, donde debemos entendernos y respetarnos, y ahí entran en juego los buenos modales y las normas de cortesía, base  fundamental del protocolo que, si usáramos todos y les enseñáramos a nuestros hijos y
transmitiéramos de generación en generación, harían del conjunto de la sociedad adulta, seres más empáticos y respetuosos con el diferente y el semejante.

5. ¿Qué crees que haría falta para mejorar la imagen del protocolo en la sociedad?
Yo creo que habría que divulgarla y naturalizarla más, de manera que, como he mencionado anteriormente, la gente se dé cuenta que no solo en algún momento determinado le puede hacer falta, sino de que el protocolo son normas sencillas que todos hemos conocido o usado ( y no sólo rigurosas obligaciones) y que nos ayudan a establecer un orden para todos que consigue mejores comunicaciones entre nosotros, entendimiento y habilidades sociales, fundamentales en este mundo tan tecnológico.

6. ¿Qué percepción tienen, según tú criterio, los medios de comunicación de los profesionales de protocolo y eventos?
Esta es una de esas profesiones donde desde el comienzo de su uso ha habido mucho intrusismo, hasta que han empezado a hacerse cargo de ellos profesionales formados en este campo; de modo que por un lado creo que los eventos se han visto habitualmente como algo trivial y poco formal, y el protocolo al revés, algo arcaico y pasado de moda, cuando es todo lo contrario. Nos estamos encontrando con eventos de toda índole organizados de manera excepcional en ayuda del protocolo, y éste, se va cada vez haciendo más natural en su entendimiento y normas con respecto a la lógica y nuestra manera de vivir.

7. Desde hace varios años ya está oficializado el Grado Universitario en Protocolo y Organización de Eventos. ¿Cómo crees que puede influir esta formación académica en la incorporación laboral de los futuros graduados?
Creo que es positivo. Cualquier ocupación requiere de trabajadores bien formados y para ello es imprescindible estudiar disciplinas orientadas a la preparación para el ejercicio de cada actividad de carácter profesional, ya sea en una empresa o institución.

8. ¿Qué te parece la creación de un Colegio Profesional?
Me parece una buena noticia y algo necesario. Para establecer y unificar criterios de ejecución, así como cambios en la manera de actuar, estar bajo un paraguas que nos reúna a todos sería muy interesante.

9. Descríbenos, por favor, cuál sería para ti el perfil de un candidato a responsable de protocolo y eventos. 
Al margen de los estudios, que creo se puede acceder desde varias ramas, considero que es imprescindible que sean personas metódicas y exigentes, con buena memoria, y donde no se les escape ningún detalle. En el mundo del protocolo y los eventos se puede combinar un poco de creatividad con una indispensable seriedad y consecución metodológica.