“El Protocolo tiene un problema que en Marketing se denomina como mal posicionamiento, es decir, la mayoría de la sociedad, medios, empresas e instituciones tienen un concepto equivocado de lo que es Protocolo”

Nombre: Alejandro Villena
Empresa / Institución: Rat Packers
Cargo: Cofundador

1. ¿Cómo te vinculaste al mundo del protocolo?
Me inicié cuando empecé a cursar mis estudios en la Escuela de Internacional de Protocolo de Granada y, a partir de ahí, trabajé en muchas áreas en los eventos: azafato, coordinador, en el departamento de producción, llevando el sittin de eventos…

2. Háblanos, por favor, cómo es tú día a día, en tu actividad profesional.
Atendiendo a las necesidades, que son muchas y muy variadas en Rat Packers (es una marca de moda de ropa masculina). Por ejemplo, ahora estamos ultimando los detalles de la colección de Primavera/Verano de 2018.

Respecto al mundo del Protocolo, me lo tomo como un hobbie, me gusta la investigación y escribir, e intento dedicarle la mayoría de los días una hora aproximadamente.

3. Crees que protocolo y eventos están condenados a entenderse o, por el contrario,
deberían de haber convivido juntos, desde el principio.

Para mí el Protocolo es la ciencia de Organizar Eventos. Los eventos son una herramienta de Comunicación. Por lo tanto el Protocolo se enmarca dentro de las “Ciencias de Comunicación”. La evolución ha sido la que es, y ahora estamos en un momento en el cual creo hay que apostar
por ese camino.

4. ¿Crees que el Protocolo goza del reconocimiento que le corresponde como tal?
No, el Protocolo tiene un problema que en Marketing se denomina como “mal posicionamiento”, es decir, la mayoría de la sociedad, medios, empresas e instituciones tienen un concepto equivocado de lo que es Protocolo.

5. ¿Qué crees que haría falta para mejorar la imagen del protocolo en la sociedad?
Tiempo y trabajo por nuestra parte. Lo primero que habría que hacer es abordar el tema –tan manido– de la definición de Protocolo y de todo lo que conlleva. Apoyar a las distintas asociaciones y movimientos que hacen profesión. Y, cada uno de nosotros, creo que tenemos la obligación y la responsabilidad –con nuestras distintas herramientas– de mejorar esa imagen.
De puertas hacia afuera hay muchas y muy variadas. Creo que se debe trabajar y fomentar la investigación al respecto para mostrar que el Protocolo va más allá de saber comer, vestir o comportarse. Enseñar cuál es el trabajo de los profesionales de protocolo y la importante función que desempeñan. Esto, entre otras acciones más, ayudará a ir cambiando ese mal posicionamiento.

6. ¿Qué percepción tienen, según tú criterio, los medios de comunicación de los
profesionales de protocolo y eventos?

El Protocolo sólo es visible cuando “se rompe” o cuando “hay gastos en ese departamento o concejalía”. Por otro lado, los eventos tienen un reconocimiento en medios de comunicación muy positivo y al Protocolo se le excluye, cuando es algo que va unido. Protocolo es igual a eventos.

7. Desde hace varios años ya está oficializado el Grado Universitario en Protocolo y Organización de Eventos. ¿Cómo crees que puede influir esta formación académica en la incorporación laboral de los futuros graduados?

De manera muy positiva, habrá profesionales mejores preparados y eso tiene que repercutir de manera positiva en la ciencia, en la profesión y en el sector. Se está avanzando bastante pero debemos seguir trabajando en esa línea.

8. ¿Qué te parece la creación de un Colegio Profesional?

Todo lo que sea un paso beneficioso para la profesión y para el Protocolo en general es más que bienvenido. Pero hay que ponerle energías y empeño para que se pueda llevar a cabo de una vez.

9. Descríbenos, por favor, cuál sería para ti el perfil de un candidato a responsable de protocolo y eventos.

Como en la mayoría de las profesiones hay que se multidisciplinar, en concreto y siendo breve, un profesional debe tener las siguientes cualidades: Buena persona, justo, “resolvedor” de problemas y conflictos, educado, respetuoso, integro, omnipresente pero invisible…