“El Protocolo y los eventos deben ir de la mano. Un responsable de protocolo debe ser el responsable del evento, y un buen organizador de eventos debe tener al protocolo como herramienta de éxito”

Nombre: Alberto González Díaz
Empresa / Institución: Praxis MMT – Young Business Talents
Cargo: Director de Desarrollo de Negocio

1. ¿Cómo te vinculaste al mundo del protocolo?
Comencé en el año 2005, cuando después de acabar un Máster en Gestión Comercial y Marketing empecé a organizar eventos en mi puesto de trabajo. En aquel momento trabajaba para la Concejalía de Coordinación Territorial del Ayuntamiento de Madrid. A los pocos meses apareció en mi vida el Director General de Protocolo de la Alcaldía, Juan
Carlos Jiménez y me entrevistó para un puesto vacante. Me dio su confianza y la oportunidad de incorporarme. Una vez me involucré decidí formarme con el Master de Protocolo y Relaciones Insitucionales de la EIP y a partir de ahí empezó esta aventura, en la que he seguido después trabajando y formándome.

2. Háblanos, por favor, cómo es tú día a día, en tu actividad profesional.
Después de estar colaborando este último año de manera externa con la EIP, y organizando eventos como freelance, actualmente me he incorporado a PraxisMMT, empresa líder en simulaciones de gestión empresarial que organiza uno de los eventos para jóvenes preuniversitarios más importantes de nuestro pais, y con presencia internacional también
en Europa y México: YOUNG BUSINESS TALENTS. Una de mis labores es la organización de los eventos, que mueven a más 35.000 jóvenes, y seguir trabajando para hacerlo crecer. Es un nuevo reto, que si bien aparentemente se desvía del trabajo que he venido haciendo como responsable de Protocolo en las instituciones en las que he trabajado, no es sino una nueva experiencia en el que el que el trabajo de Protocolo, organización de eventos y las relaciones públicas, juegan un importante papel, como responsable de la organización de los eventos, y de las relaciones con instituciones y patrocinadores. El hecho de estar desarrollando ahora este nuevo proyecto, me demuestra (como siempre he pensado y he discutido) que nuestra profesión puede y debe tener encajes amplios, y que va más allá de lo que muchos puedan pensar.

3. Crees que protocolo y eventos están condenados a entenderse o, por el contrario, deberían de haber convivido juntos, desde el principio.

Sin duda, como dije antes, el Protocolo y los eventos deben ir de la mano. Un responsable de protocolo debe ser el responsable del evento, y un buen organizador de eventos debe tener al protocolo como herramienta de éxito. No se puede entender un evento de éxito dejando de lado al protocolo, y es inconcebible que el protocolo obvie o se  desentienda de la organización del evento y se centre exclusivamente en las técnicas estrictas del protocolo tal y como se ha venido entendiendo.
Por mi experiencia profesional, que me ha permitido organizar muchos eventos propios institucionales, pero sobre todo colaborar y participar de los eventos privados, he aprendido, que un responsable de protocolo debe de ir mucho más allá. Una de las causas por las que a nuestra profesión se la ha encasillado y, si se me permite, arrinconado en algunas ocasiones, es por no haber sabido o querido mirar más allá. Creo firmemente en ello y siendo así la profesión podrá consolidarse y hacerse más rica.

4. ¿Crees que el Protocolo goza del reconocimiento que le corresponde como tal?
Coincido con algunos compañeros con la idea del daño que ha hecho la crisis económica que hemos sufrido en la imagen. Lamentablemente, los departamentos de Protocolo se han visto afectados enormemente, y se ha visto como se han reducido o se ha prescindido en algunas ocasiones de ellos. Y esto ha pasado también en otros departamentos como la publicidad, o los patrocinios. Esto no es bueno, porque pesa quizás la imagen de que el Protocolo es algo que suma, pero que puede ser prescindible para la empresa o la institución. Sin embargo, creo que las empresas e instituciones que han mantenido el Protocolo en estos años difíciles han salido reforzadas, y ha demostrado que el protocolo, como arma importante de la comunicación, coge peso y goza cada vez de mayor reconocimiento. Si se sigue trabajando en esta linea, de que nuestra profesión sea cada vez más versátil, que pueda integrarse como un elemento fundamental de la comunicación incluso del marketing creo que su reconocimiento seguirá yendo en aumento y ganando peso.
En el mundo de la empresa, los eventos y las relaciones institucionales cada vez están ganando más peso, y el protocolo juega un papel fundamental. Igualmente, en un mundo cada vez más globalizado, los responsables de Protocolo adquieren cada vez un papel más importante como parte de las relaciones a nivel empresa o instituciones en un ámbito
nacional e internacional.

5. ¿Qué crees que haría falta para mejorar la imagen del protocolo en la sociedad?
Varias cosas, pero por ejemplo fortalecer la AEP, tal y como se está planteando, para que siga creciendo y se convierta en una organización que nos represente y trabaje por el futuro de la profesión es algo que nos hará mejorar. Necesitamos que la asociación adquiera más fuerza y que los profesionales nos impliquemos para que pueda tener más
presencia y así dar a conocer más nuestro trabajo. Existen muchos clichés sobre nuestra profesión, y es importante una institución que trabaje por dar a conocer más la profesión de manera real y sin clichés.

Igualmente, la asociación debe servir para seguir luchando por profesionalizar cada vez más la profesión. Históricamente en algunos casos se ha asociado el protocolo a determinados puestos que, si bien es cierto que por su responsabilidad debían saber y conocer el Protocolo, no por ello debían ser los responsables, y se ha prescindido de
profesionales cualificados. Eso no ha hecho bien en la imagen de la profesión y está cambiando afortunadamente.

6. ¿Qué percepción tienen, según tú criterio, los medios de comunicación de los profesionales de protocolo y eventos?
Como dije antes, se han generado muchos clichés sobre nuestra profesión. El hecho de que los responsables de Protocolo en muchos casos no fueran profesionales de la materia, o se no hayan especializado ha hecho que la imagen de la profesión probablemente no se entendiera bien.
Son estos clichés, la mala praxis, y la mala imagen que esto ha generado en alguna ocasión, los que han hecho que los medios nos dibujen en ocasiones como puestos prescindibles, más aún en esta época de crisis que hemos pasado tan dura.
Afortunadamente, cada vez hay más y mejores profesionales, y eso está ayudando a cambiar la imagen en los medios. El hecho de que seamos una profesión tan entrelazada con la comunicación nos debe llevar a seguir trabajando junto a los responsables de comunicación a mejorar la imagen. Espero que iniciativas como el Congreso Internacional de Protocolo de Valladolid, en el que se entrelazarán tantas disciplinas sirva de empujón igualmente para el trabajo que se está haciendo.

7. Desde hace varios años ya está oficializado el Grado Universitario en Protocolo y Organización de Eventos. ¿Cómo crees que puede influir esta formación académica en la incorporación laboral de los futuros graduados?
Es fundamental, como no puede ser de otro modo de manera tremendamente positiva. El hecho de conseguir que se reconozca esta formación, hará que en el futuro se pueda visualizar que son puestos con una capacitación concreta, como pasó en su día con los profesionales del Turismo, o de la Publicidad. Con la experiencia de profesionales
compañeros nuestros del sector, y la incorporación de los futuros graduados creo que la profesión adquirirá el potencial que todos esperamos. Pero no nos olvidemos nunca, que esta profesión, de la que pienso firmemente que es una profesión del futuro, se debe nutrir también de más disciplinas. El profesional del protocolo y la organización de eventos
debe complementarse con el responsable de comunicación, de marketing, de las RR.PP…etc. Es por eso, que el Grado debe seguir creciendo y mirar mucho más allá de a lo que siempre hemos entendido como Protocolo.

8. ¿Qué te parece la creación de un Colegio Profesional?
Si algo dignificaría sin duda la profesión y velaría aún más por los intereses de los profesionales del sector sería la creación de un Colegio. Soy consciente de las dificultades, pero me consta el buen trabajo de la AEP y la labor tan grande que está haciendo para conseguirlo. Ojalá algún dia podamos llegar a tener un Colegio Profesional. Solamente
trabajar para conseguirlo ya ayuda mucho a esta profesión que tanto necesita de la unión y el apoyo de todos.

9. Descríbenos, por favor, cuál sería para ti el perfil de un candidato a responsable de protocolo y eventos.
Creo que todos los compañeros y profesionales a los que se nos hace esta pregunta tendríamos respuestas muy similares. Yo no quiero dar las respuestas que seguro que todos mejor o peor podemos conocer por muchos canales. Yo me quiero quedar con algo que a lo largo de los años me he encontrado en la profesión, y que quiero destacar aunque
pueda sonar a perogrullada, pero que me ha sorprendido. Antes de nada, además de formado, un profesional debe estar INFORMADO. Digo esto, porque me he encontrado a muchos compañeros, y a futuros profesionales que se han formado mucho, pero desgraciadamente no están informados. Formémonos, sin duda, y todo lo mejor posible, pero en esta profesión informarse es fundamental. Nuestra profesión no se basa en ciencias exactas. Las soluciones a veces llegan por estar bien informado, las anticipaciones, las improvisaciones que ponen en valor al profesional del protocolo vienen, o se consiguen, en casi la mayoría de los casos por estar bien informado.
Si hay algo que me fascina de nuestra profesión es que 2 y 2 no son siempre 4, pero encontrar el resultado es en ocasiones tan simple como que a veces viene dado solo por conocer el contexto, por informarse.